Hidrolatos


El hidrolato es un producto secundario obtenido de la destilación por corriente de vapor. Si bien el primer producto obtenido por orden de densidad sería el aceite esencial, el hidrolato será el agua con una fracción inferior de moléculas aromáticas en suspensión. Así como hemos visto que el aceite esencial tiene múltiples utilizaciones en alimentación, cosmética y terapéutica también las tendrá el hidrolato con sus usos característicos. Al poseer una parte hidrófila destaca una mayor similitud con el mundo de la fitoterapia, además de contener también esas moléculas aromáticas en suspensión que comentamos anteriormente.

¿Qué son los hidrolatos?


No es un secreto que plantas y flores reservan un gran poder en sus propiedades naturales. Una manera práctica y efectiva de aprovecharlas es por medio de los hidrolatos, extractos acuosos en los que se concentran innumerables beneficios. Al igual que los aceites esenciales, este producto innovador posee un sinfín de usos y puede ser empleado por personas de todas las edades.

¿Qué son los hidrolatos y para qué sirven?

Los hidrolatos son sustancias que se obtienen a partir de las partes específicas (raíces, tallos, hojas, etc,) de distintas plantas, flores y hasta frutos, a través de la destilación por corrientes de vapor. Todo hidrolato se caracteriza por poseer las propiedades de la planta de origen, en menor concentración que los aceites naturales. Cada uno cuenta con múltiples usos saludables. Algunos de los más comunes son: Regenerar y revitalizar la piel. Acelerar los procesos de cicatrización. Tratar quemaduras solares. Ayudar en la regulación de desajustes hormonales. También es posible emplearlos como perfumes y desodorantes. Propiedades de los hidrolatos Son varios los beneficios que nos proporcionan los hidrolatos: Nutren, hidratan y regeneran la piel. Eliminan toxinas y olores desagradables en el ambiente. Alivian irritaciones y quemaduras menores. Combaten el estrés y la ansiedad con sus efectos calmantes. Mejoran los ciclos de sueño. Fortalecen e hidratan el cabello. Por esto y más, su empleo es recurrente como recurso alimentario, terapéutico y sobretodo, cosmético.

¿Qué son los hidrolatos en cosmética?

Dentro de la cosmética, los hidrolatos nos proporcionan una base estupenda para preparar todo tipo de fórmulas: exfoliantes, mascarillas, tónicos faciales, lociones capilares, aguas micelares, cremas y jabones. Así mismo, pueden emplearse de manera individual como las aguas micelares. Una gran ventaja de su composición es que son seguros y efectivos en cualquier tipo de piel. Ya que no contienen toxinas ni sustancias artificiales, carecen de contraindicaciones y resultan sostenibles con el Medio Ambiente.

Diferencia entre hidrolato y agua floral

A menudo se han confundido los hidrolatos con aguas florales, si bien se trata de productos distintos. Hay cinco diferencias notables entre ambos: Los hidrolatos se destilan de las plantas a base de vapor. El agua floral se consigue haciendo infusiones con plantas. Los hidrolatos son incoloros o ligeramente pálidos. El agua floral conserva el color de la planta. Los hidrolatos mantienen el olor natural de las plantas. El agua floral no, por lo cual suelen agregarles fragancias. Los hidrolatos contienen los aceites esenciales de la planta en cantidades minúsculas, mientras que el agua floral no. En las condiciones adecuadas, el hidrolato es capaz de mantener sus propiedades de 6 meses a un año. El tiempo de vida de las aguas florales asciende a un máximo de 6 días, y eso con conservadores.

Hidrolato como tónico

Uno de los usos más comunes de los hidrolatos es a manera de tónico facial. En función de nuestro tipo de piel podemos recurrir al hidrolato de alguna planta específica, cuyas propiedades nos asistan en el cuidado del cutis, limpiando las impurezas y restableciendo su PH natural. Los de manzanilla y lavanda suelen ser ideales, gracias a sus efectos desinflamatorios y calmantes. Otra excelente opción es el de Hammamelis, flor conocida por sus propiedades astringentes.

¿Para qué sirven los hidrolatos en la piel?

Si hablamos sobre el cuidado de la piel, los hidrolatos son un producto versátil y recomendable. Sus numerosos beneficios e incluyen la oxigenación, hidratación y regeneración de la dermis. Incluir un hidrolato acorde con tu tipo de piel en la rutina cotidiana, será ideal para lucir una piel más tersa, joven y luminosa.

Proveedores de hidrolatos

Como especialistas en el desarrollo y distribución de hidrolatos de excelente calidad, en IBSINA estamos a disposición de emprendedores grandes y pequeños. Ya sea que los necesites para desarrollar tus propios productos, o desees comenzar a venderlos de manera local. Con gusto te asesoraremos en la elección y el manejo de hidrolatos orgánicos.

Si buscas adquirir hidrolatos de calidad y en volumen, IBSINA es tu mejor opción en España. Manejamos una buena variedad de sustancias derivadas de diversas plantas, disponibles para empresas y autónomos de diferentes sectores. Productos cosméticos, alimenticios y terapéuticos podrán beneficiarse con esta excelente materia prima a un precio más que conveniente. Te invitamos a contactarnos vía online para hablar sobre tu proyecto.

¿Nos sumamos a tu proyecto?

Escríbenos para explicarnos cuál es tu idea y
nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.

IB SINA LAB SL utiliza cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad (tanto general como personalizada) en base a un perfil elaborado a partir de tu hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas), para optimizar la web y para poder valorar las opiniones de los productos adquiridos por los usuarios. Pulsa el botón Aceptar Cookies para confirmar que has leído y aceptado la información presentada. Después de aceptar, no volveremos a mostrarte este mensaje, excepto en el caso de que borres las cookies de tu dispositivo.    Más información
Privacidad